Premios Gigamesh de narrativa fantástica

Página Principal
Página oficial

Antecedentes

A comienzos de los años 80, Nebulae 2ª Época y Super Ficción dominaban el panorama editorial del fantástico; mientras Minotauro y Ultramar daban sus primeros pasos. Nueva Dimensión comenzaba a agonizar y fanzines como Tránsito, Máser y Fan de Fantasía acogían a un variado grupo de aficionados.No existían premios de género en castellano, pues los Premios Ignotus no se instauraron hasta 1991.

Durante 1983, Alejo Cuervo coordinaba la sección de Cimoc denominada Novedades S.F. , en la que se daba cuenta de las novedades editoriales y se realizaban breves reseñas sobre las mismas. Esta sección, contenía un “Hit-Parade” en el que varios colaboradores puntuaban las obras que se iban editando en castellano.

En el número 37 de la revista, se propone la creación de los Premios Cimoc de narrativa fantástica 1984, se indican las bases, las categorías a premiar y se publica el primer listado de nominados.

Las bases que reproducimos a continuación y que describen método de elección, son prácticamente idénticas a las de la edición final en 2000.

1.- Realizar un listado previo de todo el material inédito aparecido durante el año en publicaciones profesionales o fanzines. Clasificarlo, más o menos ordenadamente, en temáticas de SF, fantasía y terror; dentro de modalidades de novela, relato y antología. En esta última modalidad se admiten indistintamente volúmenes de uno o varios autores.

2.- Tras someter las listas resultantes a votación entre los miembros del “hit-parade”, los candidatos que obtengan una puntuación promedio igual o superior a 3 –bueno- pasan a ser nominados para los premios.

3.- Los nominados se someten a votación entre los lectores.

Las puntuaciones otorgadas por críticos y lectores, deben seguir el siguiente criterio: (5) Obra maestra, (4) Muy Buena, (3) Buena, (2) Pasable, (1) Flojo, (0) Atroz, (-) Abstención o no leída.

Se añaden además, premios especiales a mejor fanzine y mejor colección especializada …que ganarán los que obtengan un mayor número de votos; o si se quiere, se puede indicar como candidato “desierto”, interpretándose como que nadie merece el correspondiente premio.

Los lectores de Cimoc debían enviar las papeletas de votación a la revista.

A los ganadores se les entregará .. un diploma o una plaquita con el título …mejor del año 1983…, a entregar al editor – como representante del autor- en el curso de un pequeño acto público en los locales de nuestra librería. Pero tambien se sortearán dos suscripciones de un año a Cimoc y Nueva Dimensión, entre los que participéis en las votaciones.

El jurado de esta edición no se indica, pero entre sus miembros se encontraban : Domingo Santos, Alejo Cuervo, José Luis González, Juan Carlos Planells, Lluis Salvador, Emilio Serra, Albert Solé y F. Borrayo, que componían el hit-parade.

La primera edición de los premios contó con 30 obras nominadas, se recibieron 45 papeletas que se añadieron a las 10 del jurado para obtener la puntuación final de las obras. Se consideraron ganadoras, aquellas obras cuya puntuación final fue igual o superior a 3,50. El jurado decidió otorgar 3 menciones especiales.

Los resultados se publicaron en el número 40 de Cimoc.


Autores que han recibido un mayor número de galardones:

  • Fritz Leiber [9]
  • J. G. Ballard [7]
  • Ursula K. Le Guin [6]
  • Clive Barker [5]
  • Angélica Gorodischer [4], Greg Egan [4], Jack Vance [4], Philip K. Dick [4], Suzy McKee Charnas [4] y Terry Pratchett [4].

Fanzines más premiados:

  • BEM [8].
  • Tránsito [4].
  • Cuásar [3]

Colecciones especializadas más premiadas:

  • Nova [7]
  • Fantasy [3].
  • Minotauro y Gran Fantasy [2]

Otras curiosidades:

Las ediciones de 1992, 1993 y 1994 se acumularon en una única votación (¿?) y los premios otorgados a mejor fanzine, mejor colección y las menciones especiales se incluyeron en la edición de 1994.

Cuatro autores obtuvieron tres galardones en una misma edición, coincidiendo con la publicación de una colección de relatos del autor:

  • Clive Barker en 1987
  • Fritz Leiber en 1990
  • Angélica Gorodischer en 1991
  • Félix J. Palma en 1999

En las categorías de novela de ciencia ficción y novela de fantasía se produjeron empates en ocho de las ediciones del premio.

En 1990 se produjo un quintúple empate en la categoría de relato de terror.


Las categorías del premio (13) se dividían en dos grupos: en el primero grupo, las categorías de ficción que llevaban un proceso previo de nominación de las obras; y en el segundo las categorías asociadas a la edición de obras –fanzine, colección, revista y menciones especiales- que en la mayoría de las ediciones eran propuestas por los propios votantes.

A lo largo de los años, el jurado introdujo dos criterios adicionales:

  • Otorgar una mención especial a las obras cuya puntuación mereciera el premio pero cuyo número de votos fuera inferior a 6.
  • Otorgar una mención especial a las obras cuya puntuación mereciera el premio, pero su edición original fuera muy antigua.

Las votaciones de los aficionados se realizaron inicialmente por correo ordinario, pasando a combinarse con la votación directa en la propia Librería Gigamesh (¿?), para más adelante añadir la posibilidad de votar por correo electrónico y mediante la pagina web de la librería.

El premio otorgado por sorteo a los votantes, paso a ser de dos lotes de libros valorados en 25.000 ptas.

Analizando las estadísticas del premio se observa una gran cantidad de categorías que quedaron desiertas y en muchos casos ni siquiera hubo nominados.

Tras acumular las puntuaciones de jurado y lectores, no se seleccionaba como ganador en cada categoría la obra que hubiera obtenido mejor puntuación. El jurado decidía un “punto de corte adecuado” –para todas las categorías- procurando evitar que muchas categorías quedaran desiertas y que el número de ganadores fuera excesivo. En algún caso, la diferencia entre obtener el premio o no se estableció en una centésima.

Sin embargo, el premio consiguió hacer destacar obras que de otra manera hubieran pasado más desapercibidas para los aficionados y llenó un hueco destacable dentro del panorama del fantástico de aquellos años.


Fuentes: Internet Speculative Fiction Database , La tercera fundación, Elaboración propia.